La proliferación de los modelos de computación híbrida está entre las tendencias del 2020 en centros


Se espera que la velocidad de implementación se vuelva un diferenciador cada vez más crítico