top of page

2022 SERÁ EL AÑO DE LA MIGRACIÓN A ENTORNOS VIRTUALES

2022 será el año de la migración a entornos virtuales

El mundo sigue cambiando y, en medio de la incertidumbre por la pandemia, la tecnología ha sido el salvavidas de muchos negocios y organizaciones.



Los dos últimos años se han caracterizado por ser “el gran año del salto tecnológico” en cuanto a desarrollo de Inteligencia Artificial, Big Data, Internet de las Cosas y Seguridad.


Analizamos algunas tendencias tecnológicas de 2022 que impactarán en el sector corporativo.



Quito, febrero de 2022.- A casi dos años del inicio de la pandemia, el mundo continúa adecuándose a nuevas maneras de trabajar, producir y relacionarse.


Las empresas que ya habían empezado a considerar la adopción interna de procesos de transformación digital, tuvieron que adaptarse aceleradamente frente a las circunstancias mundiales.


2020 fue, sin duda, un año de fuertes cambios; 2021, representó un periodo de adaptación; se espera que 2022, sea el momento de que los entornos virtuales se consoliden y contribuyan en la franca aceleración digital que se manifiesta en todos los ámbitos de nuestra cotidianidad.


“En estos últimos años, la transformación digital ha sido un gran objetivo de las empresas y de las personas, y definitivamente temas como el trabajo híbrido, el edge computing, la hiperautomatización y las soluciones de ciberseguridad seguirán tomando mayor relevancia a medida que nos vayamos adecuando a esta nueva realidad,” comenta Francisco Guzmán, Country Manager de Lumen Technologies en Ecuador.


1. Home office: llegó para quedarse


Definitivamente el teletrabajo, home office o trabajo híbrido, llegó en tiempos de pandemia y tiene fuertes posibilidades de quedarse. Las cifras demuestran que, por ahora, al menos un 10% de las empresas estará trabajando de manera remota y se habla de que más de un 50% estaría adoptando el trabajo híbrido en el futuro cercano.

En ese sentido la tecnología es nuestro gran aliado para hacer que los colaboradores de las empresas puedan tener experiencias óptimas gracias a plataformas como Zoom, Teams y Webex, que han tenido un crecimiento exponencial en este tiempo.

Así lo comenta Guzmán: “El crecimiento que se esperaban en 5 años, los hemos adoptado en meses. El trabajo remoto o híbrido estará en continua evolución, lo que significa que se estarán planteando también nuevas herramientas para facilitar la interacción”.

La dinámica laboral y la integración de la tecnología permitirá la realización de reuniones que incluyan personas reunidas físicamente, interactuando con otros entornos y/o personas conectadas de manera virtual. El objetivo será lograr que la interacción sea cada vez más natural, simple y transparente para los usuarios.


2. Cloud y Edge Computing: negocios más ágiles

El uso de distintos tipos de nube, privadas y públicas, aumentará frente a la necesidad que tienen los negocios de mayor agilidad de procesamiento, almacenamiento, seguridad y conectividad.

Las empresas deberán partir de una evaluación para definir la implementación de entornos multi-nube que proporcionen el mejor rendimiento y soporte para cada situación.

“Hay cargas que pueden funcionar perfectamente en un entorno de nube pública y hay cargas que por la latencia, por los tiempos de respuesta, necesitan que estar muy cerca del procesamiento. A esto lo llamamos “Edge Computing” o computación de borde,” explica Guzmán.

La propuesta de la arquitectura Edge Computing evita los largos viajes de los datos hacia los centros de datos principales para que se procesen allí y vuelvan hasta el dispositivo que los necesita. A cambio, lleva la inteligencia más cerca del lugar en que se procesan. Así, cuando es imprescindible que una aplicación interprete algo, acceda a una información o entregue una respuesta en menos de milisegundos, Edge Computing será la solución.