top of page

Ana Vivar: pasión por el ciclismo y disciplina personal

A sus 19 años, Ana Vivar,

integrante del equipo Movistar

BestPC, es un ejemplo insigne de

pasión por el ciclismo y

disciplina para luchar por sus

objetivos. Desde hace 7 años no

hay quien “la baje” de la bicicleta;

la inició como una práctica para

combatir el sedentarismo y se ha

convertido en su mejor medicina

para crecer como ser humano y

como profesional del deporte.

Su amor por el ciclismo comenzó al acompañar a su hermano Igor Abel a varias competencias locales y terminó siendo parte de Ana. Esto la ha llevado a vestir la tricolor y a defenderla en decenas de torneos internacionales. Precisamente, el 2023 será nuevamente parte del equipo nacional y su meta superar los Juegos Panamericanos, en Chile.



Difícil no hablar de Ana sin mencionar su participación deportiva, pero ella también es una mujer que se prepara académicamente para ser una abogada. Será una profesional del derecho con especialización notarial. Es su objetivo personal y como lo hace en el ciclismo, planifica y distribuye su tiempo para lograr sus dos metas. Como dice su abuela, “tiempo hay para todo”, ella lo está logrando. “Cuando salga de las pistas, quiero ser una notaria, porque siempre habrá trámites y documentos que certificar…”.




La inspiración viene de casa



Ana, de hablar despreocupado y sincero, refleja en sus palabras el inmenso amor que tiene por su familia. Su hermano mayor Igor Abel es su principal inspiración, lo hizo para llevarla a las pistas y lo hace para continuar con sus objetivos personales.




No lejos está su padre Igor Alexander que cumple las

funciones de entrenador y de papá. En las dos, aplica

marcadas diferencias para exigir a la deportista, los

resultados esperados; y, para brindar el amor y la

confianza a la hija. Como en todo hogar, la base de esta

relación, su madre Sonia Gabriela que es su confidente y

mejor amiga.

Pero Ana también tiene referentes. A ellos los sigue, los

mira y aprende para emularlos: Richard Carapaz y

Jonathan Narváez, los dos ciclistas ecuatorianos de

reconocimiento internacional.

En noviembre del 2020 ganó la cuarta edición de la

Clásica de Ciclismo Carapaz, en Carchi. La ‘Locomotora

del Carchi’ fue quien le premió y le motivó para que siga

entrenando con más fuerza.

El respeto por el ciclista

Ana entiende el riesgo que viven los ciclistas en las calles del país. Ella