ANTOINE: UN MUSICAL PARA TODOS LOS PÚBLICOS, BASADO EN LA HISTORIA DEL CREADOR DE EL PRINCIPITO





Un musical, para todos los públicos, basado en la historia del creador de El Principito. ● Después de La Biblia, el libro de «El Principito» se ubica en el segundo puesto de los textos con más traducciones del planeta; 475 idiomas para ser exactos.



Este mes de julio la cartelera del Teatro Sánchez Aguilar retoma sus producciones propias y trae el musical ANTOINE, un espectáculo que relata la autobiografía del autor de El Principito. Del 21 de julio al 6 de agosto, en la Sala Principal, se contará la apasionante historia de Antoine de Saint-Exupéry; haciendo que el público mire con el corazón porque, como decía él, lo esencial es invisible a los ojos.

“Antoine” posee un elenco de primer nivel con actores de diferentes procedencias del país y del mundo; la obra representará la diversidad de etnias y culturas del país.



Es así como Gustavo Gómez interpretará el papel de El Principito, quien romperá los moldes habituales de su representación. El reparto lo completan Santiago Carpio quien da vida magistralmente a Saint-Exupéry; Nicole Rubira quien personificará a Consuelo; la cantautora Ana Passeri representando a Mrs.Reyna y Fabo Doja quien interpretará a Eugene, entre otros talentos acompañarán a Antoine y a El Principito a lo largo de la obra. El autor y director de la obra es Ignasi Vidal, español con mucha cercanía al teatro ecuatoriano, habiendo dirigido obras como El Cíclope en el Teatro Sánchez Aguilar y trabajado en otras producciones locales.






Conocido por su trabajo en teatro, cine y televisión. A lo largo de su carrera ha aparecido en series como Amar en tiempos revueltos, El comisario, entre otros. Dentro del musical, donde desarrolla gran parte de su carrera, ha sido actor de grandes éxitos como Los Miserables,



La Bella y la Bestia, etc. ANTOINE, plantea una serie de paralelismos entre los personajes que aparecen en el libro y los personajes de la vida real de Antoine de Saint-Exupéry quien además de ser un piloto incansable, era un escritor brillante de espíritu inquieto. Un adelantado a su tiempo que llevó su pasión por conocer el mundo a donde nunca nadie antes había imaginado. Soñó bajo las estrellas del Sahara, se enamoró en Argentina, se exilió en Nueva York y finalmente, durante una misión de guerra, se perdió para siempre con sus pensamientos en las aguas del Mediterráneo.


Una vida entera marcada por la aventura y que llenó el mundo de poesía ensalzando la grandeza del ser humano por encima del individualismo

6 visualizaciones0 comentarios