BENEFICIOS DE PROPICIAR ESPACIOS DE DIVERSIÓN EN EL TRABAJO Y CÓMO HACERLO

En el mes de abril se conmemora el Día de la Diversión en el Trabajo y, con este acontecimiento, un recordatorio de que la jornada laboral no debe estar ligada únicamente a conceptos como esfuerzo, sacrificio o estrés.



La integración del concepto de diversión a las oficinas tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los trabajadores, a través del fomento de un buen ambiente, que además de aportar beneficios a su salud, genera un vínculo más cercano con las empresas a las que pertenecen.


En la actualidad resulta cada vez más común en las empresas la concesión de permisos o licencias a causa de agotamiento o incluso enfermedades por exceso de trabajo, presión o estrés laboral y falta de relaciones interpersonales. Estos, sin duda, son factores que ponen en riesgo la estabilidad de la vida personal, así como la productividad de los trabajadores, por lo que es necesario que se integren actividades que contribuyan a su relajación.


Según Julián Sopó, Director de Consultoría de Adecco, las empresas que consiguen romper con la rutina diaria, y combinan la diversión con el trabajo aseguran la satisfacción de sus trabajadores e influyen de forma positiva en su rendimiento laboral. “A pesar de que muchas empresas ven los espacios de esparcimiento como una distracción o una pérdida de tiempo, a corto y mediano plazo, resulta una inversión, pues contarán con empleados más productivos, motivados y, sobre todo, más leales a su marca.”, señala el experto.




En este contexto, el especialista de Adecco brinda algunas pautas para fomentar la diversión en el trabajo, que va mucho más allá de los espacios de ocio o recreación, sino que abarca un concepto integral de motivación, sentido de pertenencia y mayor productividad.


  1. Clarificar el propósito de la organización y crear un programa acorde a su realidad: Antes de planificar estos espacios, es indispensable tener claro qué quiere conseguir la empresa a través de esta iniciativa. Para esto, el experto de Adecco sugiere reunir a las cabezas de la organización para definir las necesidades y apoyarse en una encuesta aplicada a todos los colaboradores para identificar retos, oportunidades o molestias.


El desafío actual de las organizaciones es desarrollar e incentivar a sus trabajadores, pero para hacerlo de manera correcta es indispensable conocerlos. “Esta encuesta con la que partimos, no solamente nos mostrará la situación actual del ambiente laboral, sino que nos ayudará a identificar edades, gustos, hobbies, tiempos libres, etc., de los empleados para poder crear un programa acorde a esta realidad.”, puntualiza Sopó.


En estos programas se pueden incorporar reconocimientos por cumplimiento de objetivos, actividades de teambuilding para fomentar el relacionamiento entre los colaboradores, y por supuesto, desarrollar espacios recreativos que favorezcan a un mejor ambiente laboral.



  1. Promover el optimismo y comunicación en los equipos de trabajo: Los líderes deben promover un espíritu optimista para inspirar y reforzar el autoestima de los miembros del equipo. Para iniciar la jornada laboral, por ejemplo, se pueden realizar pequeñas reuniones motivacionales, incluir a los empleados en la toma de decisiones, delegar responsabilidades, reconocer los esfuerzos y ser indulgente con los errores.


“Al tener este tipo de iniciativas, se conocerá las inquietudes, aspiraciones y expectativas de cada colaborador para ser más consecuentes con la cultura corporativa que ellos esperan. Además, a través de la comunicación efectiva se pueden detectar a tiempo problemas que puedan surgir en el recurso humano de la empresa. Esta es una pieza clave en la gestión de equipos de trabajo”, indica el especialista.



  1. Implementar actividades o espacios de diversión: La recreación y el esparcimiento en un equipo de trabajo resultan ser elementos útiles y necesarios a la hora de mantener buenas relaciones, mejorar la concentración, incrementar el bienestar y la salud, entre otros; siendo así, el experto de Adecco, señala que “es necesario implementar actividades de ocio y saber manejarlo estratégicamente, para incorporarlas de forma natural y que no se sienta que es una obligación de la empresa participar de estos espacios”.


De acuerdo con Julián Sopó, Director de Consultoría de Adecco, estos son algunos de los espacios o actividades de diversión que se pueden implementar en las empresas:

Áreas de juego: Cada vez es más frecuente que las compañías incorporen este tipo de zonas o espacios. Estos pueden ser creados por los líderes de cada área o se puede ir delegando periódicamente para involucrar a todo el equipo. Algunas sugerencias son practicar deportes un día a la semana, realizar media hora de karaoke los viernes o una vez al mes, realizar una salida después del trabajo.



Incluso, se pueden jugar algunos juegos sencillos en la oficina o virtualmente. Ya sea una búsqueda del tesoro, un bingo, adivinanzas, dominó, entre otros. Lo cierto es que se romperá la monotonía del trabajo de una manera divertida. Un juego de misterio, por ejemplo, podría ayudar a que el equipo trabaje en conjunto para resolver el caso.



Áreas de descanso: Los espacios de trabajo también pueden convertirse en lugares de descanso y éstos son idóneos para que el empleado pase tiempo conversando con sus compañeros. Actualmente, algunas empresas han implementado dentro de la jornada, espacios de 15-20 minutos, una o dos veces al día, en los que los empleados puedan distenderse.



Compartir piqueos o dulces: Llevar algún piqueo o dulce para ser compartido entre los compañeros de trabajo resultará divertido y fomentará la unión y el compañerismo.

“Al realizar estas actividades recreativas, se brinda la oportunidad de que los empleados conozcan a quienes trabajan en otras áreas de la empresa y con quien probablemente no han podido compartir. Además, facilita la oportunidad de estrechar relaciones, de descubrir más allá de lo estrictamente profesional.”, señala el experto de Adecco.

Sobre los múltiples beneficios al fomentar la diversión en los espacios de trabajo

● Se crean lazos interpersonales.

● Contribuye a relajar tensiones generadas por la carga laboral.

● Aumenta el nivel de identificación de los trabajadores con la empresa.

● Se reduce la tasa de ausentismo en las compañías, ya que disminuyen los problemas de salud de los colaboradores.

● Permite a los trabajadores recargar sus energías para continuar la jornada con entusiasmo.

● Incrementa los niveles de productividad y fomenta una mayor creatividad.

Finalmente, el experto de Adecco comenta que lo más difícil para las empresas es iniciar con la implementación, porque piensan que requiere demasiado tiempo y presupuesto. Sin embargo, explica que si se conoce bien a los trabajadores, las actividades pueden ser sencillas, pero resultar muy estratégicas. Los beneficios de la diversión en el trabajo son sostenibles en el tiempo y se podrán obtener grandes recompensas, tanto para el empleado, como para el empleador.


Gabinete de Prensa Adecco Ecuador

Taktikee Consultores de Comunicación

Stefanía Bustamante / María Elena Pérez

stefania@ttk.ec / mariaelena@ttk.ec

Teléfonos: (593) 2 6002006 /7/8/9

Celular: 098 959 8676

13 visualizaciones0 comentarios