CATARATA, UNA DE LAS PATOLOGÍAS VISUALES MÁS COMUNES: CONOZCA SUS SIGNOS DE ALERTA

La catarata es una de las patologías visuales más comunes en la población. Según estudios médicos globales, se estima que 4 de cada 10 personas adultas (mayores de 65 años) la padecen en el mundo y en Ecuador entre el 50% y el 60% dentro del mismo rango de edad.


Su alta incidencia se debe a que se trata de un proceso de envejecimiento natural del ojo, característico por la pérdida de transparencia en el cristalino, un lente natural ubicado detrás de la pupila encargado de permitir el enfoque de los objetos.



De acuerdo con cifras de la Clínica Oftalmológica Andes Visión, durante el primer trimestre de 2021, el número de pacientes que ha llegado a la consulta con algún tipo de catarata incrementó en un 25% versus el mismo período del 2020. Además, se estima que 51% de pacientes mayores de 60 años que acuden a una consulta oftalmológica padecen cierto grado de catarata y este porcentaje se incrementa a 71% en pacientes entre 70 y 80 años. De igual manera, en el primer trimestre del 2021, el número de operaciones de catarata realizadas en la Clínica aumentó en un 87% en comparación con el primer trimestre del año pasado.


Si bien la incidencia de esta patología es alta, es importante mencionar que la detección precoz y el tratamiento quirúrgico apropiado pueden mejorar considerablemente la condición de las personas que padecen de catarata. Es por ello que en el contexto del Día Mundial de la Salud, que se conmemora en el mes de abril, el Dr. Pedro Finol, cirujano oftalmológico de la Clínica Andes Visión, comparte a continuación los principales síntomas, causas, medidas de prevención y tratamientos más adecuados para esta enfermedad visual.


Sobre los principales signos de alerta:


● Visión borrosa: La catarata inicia con un proceso de formación al interior del ojo, por lo que resulta indolora e imperceptible. Es justamente en esta etapa, en donde la visión resulta comprometida, pues las proteínas que aprietan de forma normal el cristal ocular se rompen. Las personas pueden percibir cambios como colores opacos, desteñidos o dificultad para enfocar objetos.

● Mala visión nocturna: La dificultad para ver en la noche es un signo de alerta poco común, sin embargo, puede darse. Es importante estar atentos a ciertas señales como: dificultad para visualizar objetos cuando hay poca luz, pero con luz natural se ven bien.

● Sensibilidad: La reacción de los ojos a la luz es una guía clave para la detección de esta patología. Cuando existe poca tolerancia o sensibilidad, similar a la experimentada durante ciclos de resfrío o alergia, pueden ser síntomas a considerar.

● Edad: Aunque los casos más comunes se detectan entre los 60 años y pasados los 40 años, es importante mantener un cuidado visual integral. Sobre todo en personas que han recibido cirugías oculares, que no usan gafas o lentes con protección UV, y en aquellas que han desarrollado o sean propensas por carga genética a presentar glaucoma.

● Golpes o traumas en el ojo: Los accidentes pueden suceder y un golpe a nivel ocular podría desencadenar una catarata en el ojo afectado. Por ello es

recomendable acudir al especialista tras sufrir algún impacto fuerte en la zona ocular.


Sobre las causas más comunes:


● “El tabaquismo es un factor influyente en el desarrollo de cataratas, pues los químicos contenidos en el tabaco y que son absorbidos por los fumadores y su entorno, facilitan el crecimiento y aparición de la patología, ya que aceleran el envejecimiento natural del organismo y, por tanto, del órgano ocular”, explica el experto de la Clínica Andes Visión.

● Los tratamientos deficientes en enfermedades como obesidad, galactosemia o problemas cardiovasculares también pueden facilitar el crecimiento de una catarata o incrementar el riesgo de padecerla.

● Llevar una alimentación desbalanceada también incide en la aparición de esta enfermedad. De ahí que el Dr. Pedro Finol, cirujano oftalmológico de la Clínica Andes Visión, recomienda una dieta rica en antioxidantes, que contenga alimentos balanceados y nutritivos.

● Los rayos UV del sol pueden causar cataratas, en especial en los adultos mayores. Es importante considerar que por la ubicación geográfica de Ecuador, los rayos solares se reciben de manera agresiva y con longitudes de onda más peligrosas que en otras zonas. Por esto es importante prestar el debido cuidado y uso de lentes adecuados.


Sobre los principales tratamientos:


● Una catarata detectada en proceso de formación puede ser controlada. Sin embargo, si la enfermedad se ha desarrollado ya en el órgano ocular, el tratamiento recomendado será la cirugía.

● La facoemulsificación, permitirá el reemplazo del cristalino afectado. Se realiza mediante una pequeña incisión en el ojo con una sonda. Este procedimiento permitirá la extracción y reemplazo de este lente natural por uno artificial. De esta manera, se permite el paso de luz a través del iris hacia el fondo del ojo sin problemas.

● Este tratamiento se complementa con el uso de lentes intraoculares, como:

○ Lente intraocular multifocal: Corrige la visión a todos los niveles (visión cercana, media y lejana).

○ Lente intraocular tórico: Corrige la visión lejana y el astigmatismo.

○ Lente monofocal: Corrige la visión lejana.


Sobre las medidas preventivas generales:


● La catarata senil (por la edad) puede ser tartada mediante una cirugía oportuna para revertir sus efectos, a diferencia de la Catarata Traumática producida por golpes.

● El uso de gafas y lentes con filtros UV pueden prevenir la formación de esta enfermedad, así como una dieta balanceada.

● Un control permanente en la salud visual es clave, ya que esto permite una detección temprana y tratamiento adecuado. Por ello, se recomienda asistir a la consulta oftalmológica al menos una vez al año.

6 vistas0 comentarios