CENTROS DE DATOS, EL NUEVO AUGE DE LA INVERSIÓN INMOBILIARIA