ECUADOR, SEGUNDO PAÍS CON MAYOR TASA DE EMBARAZO EN ADOLESCENTES DE SUR AMÉRICA


Pie de foto de izquierda a derecha: Sol Almeida- Gerente del programa La Ribera, Javier Cruz- Gerente de Gestión y Asuntos Corporativos, Ana Carolina Vela- Gerente de marca Dolce Incontro y Ana Paula Cando – Técnica Académica.



Quito, noviembre. – América Latina y el Caribe es la segunda región en el mundo con la tasa más alta de embarazo adolescente, y el Ecuador ocupa el segundo lugar con mayor tasa de embarazo adolescente de la región. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en 2019 se registraron 51.711 casos de embarazos en menores de 19 años en el Ecuador, lo cual representa el 18,1% de embarazos ocurridos en ese periodo. La pandemia por el COVID-19 agudizó esta realidad.


Javier Cruz, gerente de Gestión y Asuntos Corporativos de Grupo Dolce Incontro, manifestó que esta es una problemática social que necesita una atención inmediata; por ello, la corporación, a través de Dolce Incontro, ha apoyado al programa de la fundación Ribera, que promueve el ejercicio efectivo de los derechos de las jóvenes madres para que alcancen su bienestar, independencia y seguridad.


Antes de la pandemia, a partir de octubre 2019, se apoyaron con la entrega de 25 refrigerios semanales para las jóvenes. Debido al cierre de actividades presenciales, la entrega de refrigerios se suspendió; sin embargo, el Restaurante Dolce Incontro proporcionó víveres para las participantes de los programas, con el propósito de apoyarles durante los momentos de crisis, informó Cruz.


A partir del 14 de octubre de 2021, con las actividades presenciales retomadas, Dolce Incontro apoyó con la entrega de 20 refrigerios semanales. “El total actual de beneficiarias del programa entre madres e hijos asciende a 73. Por condiciones de seguridad, las convocatorias se realizan por grupos semanalmente”, comentó el representante de la marca.


“Creemos que las madres adolescentes y solteras viven una vulnerabilidad compleja desde todo punto de vista social, económico y familiar. Por lo que nos sentimos con la obligación moral de apoyar a este sector vulnerable con las diferentes actividades que ya realiza la Fundación como generando bolsa de empleo, charlas y alimentación”, expresó Cruz.


Esta problemática debe ser solucionada desde la raíz, empoderando a los jóvenes, enseñándoles a llevar una sexualidad responsable para que las niñas aún, no se conviertan en madres adolescentes y solteras; pues criar un niño o niña sola puede ser un impedimento para crecer profesionalmente. Tener barreras económicas no les permite criar correctamente a sus hijos.



Se debe concienciar sobre las consecuencias de las relaciones sexuales, tanto en temas de embarazo como en enfermedades de transmisión sexual, por esto se busca generar una sexualidad responsable a través de charlas.



“Nuestro propósito como Dolce Incontro es servir más que comida a las madres e hijos, pues uno de los pilares de nuestro programa de Responsabilidad Social Empresarial es también trabajar con charlas, conexiones con otras empresas para capacitarlas y generar emprendimiento y con la bolsa de empleo dentro de nuestra organización”, finalizó Cruz.

FacebookTwitterEmailCompartir

5 visualizaciones0 comentarios